Coaching Profesional para Líderes y Mandos Medios

Las emociones y estado de ánimo de las personas afectan su eficiencia y el logro de resultados.

Vos, como líder
¿Qué emociones estás contagiando?

Te invito a experimentar un proceso de aprendizaje, con entrenamiento de competencias para un liderazgo efectivo, adquiriendo habilidades para una buena comunicación, para mantener el foco en los objetivos propuestos, y generar motivación y compromiso en los miembros de tu equipo.

Alineado a los objetivos estratégicos de la organización, los directores, gerentes y mandos medios reciben un acompañamiento personalizado mediante talleres conversacionales individuales, con herramientas de coaching y programación neurolinguística, que pueden ser realizados de manera presencial, o de manera remota.

Los líderes requieren competencias extraordinarias, con pensamiento constructivo y generoso, para gestionar con practicidad, adaptabilidad, y respeto, promoviendo la implementación de procesos
adecuados que contribuyan a una gestión eficiente, que le permitan lograr los resultados esperados con satisfacción de las personas.

¿Con qué  estado de ánimo están gestionando
los líderes y mandos medios
en tu empresa?

Las organizaciones invierten en formación profesional para que su personal eficientice su desempeño, sin embargo pareciera no ser suficiente a la hora de abordar proyectos que requieren gestionar recursos, coordinar personas y que se ven inmersos en problemáticas del contexto que están en permanente cambio.
Podemos encontrar profesionales y equipos de trabajo de alto nivel técnico, que no logran alcanzar sus objetivos. Estos problemas de eficiencia están relacionados con incompetencias que presentamos en nuestros estilos del cómo nos relacionamos, aspectos de auto exigencia, inseguridades, etc., que están embebidas en nuestro hacer diario y dificultan la coordinación de acciones y el trabajo en equipo.
Muchas personas sufren por no ser escuchadas, por su impotencia a no poder reclamar, por la carencia de reconocimiento frente al trabajo realizado, se sienten frustrados y sistémicamente todo esto afecta su desempeño y en consecuencia impacta en todos los niveles de la organización y su ecosistema. Estas insatisfacciones generan contextos que desarrollan culturas basadas en estado de ánimo de resignación, que desfavorece su eficiencia y su crecimiento.

Para comenzar a generar cambios hacia un estado de ánimo de ambición que permita lograr trabajos mancomunados, sinergiar esfuerzos y alcanzar resultados exitosos, requiere de un entrenamiento de sus líderes en este sentido, un aprendizaje no cognitivo sino experiencial y de compromiso personal.

El coaching ontológico profesional
facilita este aprendizaje